In Robótica

Enfrentamos a Cobots vs Robots tradicionales para conocer mejor las diferencias entre unos y otros, pero sobre todo, para ayudarte a decidir entre aquella tecnología que es más interesante de implantar para tu empresa.

Durante muchos años los sistemas de robotización tradicional han sido los más empleados en todo tipo de empresas, sin embargo los avances en I+D+i han supuesto la aparición y evolución hacia otros que llamamos Cobots  o robots colaborativos. Acerca de qué son y sus ventajas te hablábamos aquí.

Veamos a continuación los factores que más diferencian a estos dos tipos de Robots.

Diferencias de costes entre cobots y robots industriales

Cuando una empresa se plantea aplicar mejoras de automatización un aspecto clave de estas son los costes que le va a conllevar para de este modo poder valorar la rentabilidad de todas esas inversiones.

A lo largo de los últimos años los costes, tanto de implementación como de mantenimiento, en sistemas de automatización con robots se han venido reduciendo, sin embargo siguen existiendo diferencias bastante grandes.

También te puede interesar: Paletización automática

Una inversión en robots tradicionales conlleva altas inversiones de las que la empresa no obtendrá retorno hasta pasados unos años.

Por contra, la adquisición de cobots es más asequible, se estima que su coste es de media unas cinco veces inferior a la de los robots tradicionales y su amortización puede ser inferior a los 12 meses.

En cuanto al mantenimiento de unos y otros, en el caso de los colaborativos es mucho menor que el que requiere un robot tradicional.

Trabajo con humanos

Trabajo con humanos

Los robots tradicionales no tienen la capacidad de poder interactuar con los humanos, no están diseñados para ello. Su desempeño en tareas a gran velocidad y fuerza, entre otras, los puede convertir en potencialmente peligrosos.

Es por esos motivos por los que requieren de barreras de seguridad u otras medidas que sirvan para proteger a los trabajadores de situaciones de riesgo.

A diferencia de los robots industriales tradicionales, los cobots  tienen una limitación tanto en potencia como en velocidad de ejecución de las tareas, al mismo tiempo en ellos se aplican los  estándares de seguridad que han sido aprobados por la industria para evitar lesiones en los trabajadores.

En definitiva, los cobots están diseñados para poder interactuar con total seguridad con los humanos.

Como consecuencia de esa interacción los cobots no sustituyen al trabajador sino que cooperan con estos facilitando su trabajo y desempeñando tareas en muchos casos repetitivas y pesadas.

Implementación y puesta en marcha

Los robots industriales suelen requerir de un período de tiempo de planeación e implementación superior en las instalaciones de la empresa. Además, requieren de un espacio fijo, no sólo por el propio montaje y espacio físico que ocupan sino también por el espacio de seguridad que requieren.

Los cobots en cambio reducen drásticamente los tiempos para su implementación.

Su diseño muy ligero, compacto y con piezas que permiten una gran flexibilidad permiten que se puedan montar en fábricas de producción, almacenes, talleres etc.

En consecuencia, con apenas 12 horas de montaje un robot colaborativo podría estar operativo en una empresa, debido también en gran medida a los siguientes dos aspectos:

  1. Disponen de un software más intuitivo y fácil de programar. Un operario lo puede programar y empezar a trabajar con él casi de inmediato.
  2. Son más fáciles de manipular a la hora de instalarlos y requieren de un menor espacio físico en el lugar en el que son instalados, pudiendo prescindir de jaulas y otros mecanismos de protección para trabajadores con los que pueden interactuar.

Usos diferentes entre cobots y robots industriales

Usos de Robots

La principal diferencia en el uso que se puede hacer de uno y otro tipo de robot está en la especialización.

Los robots tradicionales están diseñados para usos muy específicos, adaptados por completo a los requerimientos técnicos de determinadas tareas para los que son diseñados.

Su alta especialización les confiere una alta eficiencia para la tarea a desarrollar.

Sin embargo los cobots se pueden adaptar a diferentes tareas. Su alta flexibilidad les hace útiles para muy diversas actividades pudiendo cambiar de tarea en cualquier momento de forma rápida y sencilla.

Conclusiones

Los cobots y esa gran variedad de aplicaciones posibles ofrecen mucho potencial de desarrollo para este tipo de robots. Son claramente los que más se están implantando, a un ritmo cada vez mayor.

Sin embargo los robots tradicionales siguen existiendo y utilizándose, sobre todo para tareas muy específicas como puede ser mover  grandes pesos y hacer tareas que requieran movimientos más rápidos que los que ejecutan los cobots.

Esperamos haberte ayudado a encontrar las diferencias entre los cobots y los robots industriales tradicionales, en cualquier caso, no dudes en contactarnos para que te podamos asesorar respecto al tipo de robot más adecuado para tu empresa.

Recent Posts
Visión artificial industrial, clave para el desarrollo de la industria 4.0Industria 4.0